MISIÓN Y VISIÓN

UNIDAD DE LESBIANAS Y BISEXUALES

UNIDAD DE GAYS Y BISEXUALES

HISTORIA

 EQUIPO

CAMPAÑAS

INSTITUCIONALES

MHOL EN LOS MEDIOS

Mariscal Miller 828, Jesús María  - Teléfono : 4335314 - Telefax : 3322562 -   E- Mail : estafeta@mhol.org.pe  -- VER MAPA DE UBICACIÓN
 Encuéntranos en Facebook:MHOL LIMA- PERÚ.LESBIANAS MHOL .UGB -GAYS DEL MHOL

ACTIVIDADES / SERVICIOS / REDES SOCIALES

INSTITUCIONALES

OPINIÓN

LUNES
7:00 PM Taller Para Mujeres Lesbianas y Bisexuales
Para conocer los temas, ver en Facebook
MARTES
 
MIERCOLES
7:00 PM  Taller Mixto: Lesbianas, Gays y Bisexuales
JUEVES
VOLVEMOS el 17 de enero de 2013
7:00 PM 
Cine Club
VIERNES
 
SÁBADO
VOLVEMOS el 12 de enero de 2013
8:00 PM Taller Para Hombres Gays y Bisexuales
Para conocer los temas, ver en Facebook

TODAS LAS ACTIVIDADES SE REALIZAN EN

Mariscal Miller 828, Jesús María  - Teléfono : 4335314

 TELÉFONOS PARA SACAR CITAS DE SERVICIOS:

Consejería Psicológica :
986-019-606 (RPC)

Consejería Legal :
 
951-725-888

Los servicios de consejería se brindan en Mariscal Miller 828, Jesús María 

 
SIGUENOS EN FACEBOOK
 
 
 

CONVOCATORIA

El Consorcio Vía Libre - Mhol - Runa convoca a dos consultorías para contratar los servicios de un consultor o equipo de consultores que elabore y asista la implementación de los planes de participación de líderes trans y gais elegidos con espacios multisectoriales y/o decisores locales, provinciales y/o regionales.

Los TDR están en línea en las siguientes direcciones:
- Planes de representación de trans
- Planes de representación de gais

El plazo de postulación vence el 2 de octubre de 2013

MHOL: “LA REPRESIÓN POLICIAL CONFIRMA QUE NUESTROS BESOS TIENEN EL PODER DE ACABAR CON LA HOMOFOBIA”

· Todos los accesos a la Plaza de Armas fueron cerrados por más de 4 horas para impedir que parejas de lesbianas y gais se besen, pero la Policía Nacional del Perú permitió el ingreso de católicos con carteles homofóbicos.

· Activistas LTGB exigen disculpas públicas del presidente Humala y la renuncia del Ministro del Interior por la represión policial.


Un centenar de activistas y parejas de jóvenes lesbianas, gais y heterosexuales fueron reprimidos la tarde de ayer sábado 23 por la Policía con gases lacrimógenos y agua sucia lanzada desde ‘rochabuses’ luego de bloquear todos los accesos a la Plaza de Armas para impedirles celebrar con besos y abrazos el Día de la Dignidad Lésbica, Trans, Gay y Bisexual (LTGB) y conmemorar por tercer año consecutivo el aniversario de la persecución y golpiza policial contra el acto “Besos contra la homofobia” de febrero de 2011.
“Esta tarde será recordada como aquella en la que la ciudad fue cercada por policías, rejas y camiones para no dejar entrar el amor y los besos. Esta tarde nos impidieron estar en la Plaza, pero jamás impedirán que nos besemos donde y cuando queramos porque ya no tenemos miedo. La represión policial confirma que nuestros besos tienen el poder de acabar con la homofobia, así que seguiremos besándonos”, arengó el presidente del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), Giovanny Romero Infante.
Luego de algunos minutos de besos y abrazos en el cruce de los jirones Carabaya y Ucayali, las parejas y activistas se trasladaron a la esquina de Huallaga con Lampa, donde el jefe del destacamento policial, apellidado Garabito, señaló que el cierre de la Plaza “es una orden del Ejecutivo, pregúntenle al Presidente”, mientras dejaba ingresar a grupos de católicos con carteles contra los derechos de las personas LTGB.
Tres parejas lograron ingresar al otro lado de las rejas y besarse unos instantes, pero fueron rodeadas y golpeadas por los policías con sus varas y escudos, e inmediatamente acercaron el ‘rochabús’ al resto de activistas, les lanzaron agua sucia y bombas lacrimógenas. Inmediatamente persiguieron a los ciudadanos LTGB por varias cuadras mientras se extendía el rumor de la intención policial de apresar al presidente del MHOL.
“Nos han impedido mostrar nuestro afecto en la Plaza, pero sí han permitido que los homofóbicos hagan una manifestación con carteles. Hemos intentado auxiliar a nuestros compañeros que eran golpeados por los policías y nos han echado bombas como si fuéramos delincuentes. Hoy ha quedado claro quiénes tienen derechos frente a la Policía y quiénes no. Por este motivo demandaremos al Estado hasta que seamos totalmente iguales ante la ley”, señaló la activista lesbiana del grupo universitario Diversitas USMP, Q’antu Madueño Basurco.
“El presidente Humala nos debe disculpas públicas porque la Policía Nacional del Perú sigue siendo usada para violentar a las personas homosexuales, el ministro del interior Wilfredo Pedraza debe renunciar inmediatamente por estos vergonzosos hechos y la alcaldesa Susana Villarán debe explicar por qué no había ningún sereno protegiéndonos”, exigió el presidente del MHOL.
Las parejas y activistas se reagruparon después de la represión policial, recorrieron el jirón de la Unión y concluyeron la jornada cantando “el miedo se acabó” y anunciando que regresarán a las mismas calles a besarse cuantas veces sea necesario.
ZONA RÍGIDA. El MHOL desmintió que haya alguna prohibición para la realización del acto de besos, toda vez que Tribunal Constitucional declaró la inconstitucionalidad e inaplicabilidad del Decreto de Alcaldía 060-2003 y del inciso f del artículo 132 de la Ordenanza Municipal 062-MML, los cuales convertían al Centro Histórico en zona rígida porque impedían a los ciudadanos hacer uso de su derecho de reunión consagrado en la Constitución.
ALARMA. El grupo fascista Acción Legionaria se ha adjudicado en Twitter y Facebook la complicidad y co-autoría de la agresión contra las parejas LTGB.
Lima, domingo 24 de febrero de 2013.

 
EL MIEDO SE ACABÓ

por Verónica Ferrari -Diario 16

Este 23 de febrero, el MHOL convocó a una nueva jornada de Besos contra la Homofobia, intervención en el espacio público en donde manifestamos nuestros afectos, que se realiza desde hace más de seis años en las calles de Lima, aunque desde el 12 de febrero de 2011, día en que la Policía Nacional del Perú nos golpeó y persiguió hasta echarnos de la Plaza Mayor de Lima, decidimos celebrar la jornada ahí mismo, frente al poder fáctico que más violencia ejerce contra nosotros, la Iglesia Católica, y frente a los otros dos poderes que pueden mejorar nuestras vidas, pero que no les da la gana de hacerlo, el gobierno nacional y el gobierno municipal.

Besos contra la Homofobia no es una marcha ni un plantón: no hay megáfonos, pancartas, ni volantes que repartir, solo hay besos, simples muestras de afecto entre parejas, por lo que el carácter de zona rígida que ahora tiene la Plaza Mayor no aplica para esta actividad. ¿Por qué lo hacemos? Porque siguen violando nuestros derechos y negando nuestras existencias, porque vivimos con derechos recortados, y sin ninguna protección y garantía hacia nuestras vidas. Lo que pasó hace dos días fue una prueba de estas afirmaciones.

Cuando los activistas fueron llegando a la Plaza desde antes de las 4p.m., esta estaba cerrada con rejas y, cuando los transeúntes pedían explicaciones, se les decía que era debido a la amenaza de “una marcha de maricones”. Detrás de las rejas había un rochabús y varios policías que solo dejaban pasar a la plaza a católicos con pancartas, todo aquel con “apariencia homosexual” era impedido de entrar. Dentro de la Plaza solo podía verse a católicos rezando frente a la Catedral e, increíblemente, un contingente policial estaba detrás de ellos ‘protegiéndolos’. ¿De qué? De nuestros besos y de la aterradora idea de que nosotros podamos ser tan ciudadanos como cualquiera.

No se pudo entrar a la Plaza, pero en las afueras, frente a una reja, se decidió que la actividad continuara, así que las parejas se besaron, ante lo cual la policía arremetió contra los activistas lanzando bombas lacrimógenas y bañándolos con aguas servidas del rochabús. Es decir, no solo impiden nuestros besos cerca de la Catedral y en la Plaza Mayor, sino que sencillamente quieren erradicar nuestros besos de la ciudad y, de esa forma, erradicar a los homosexuales.

¿Cómo es posible que se cierre toda la Plaza Mayor solo por la ‘amenaza’ de besos homosexuales? ¿Cómo es posible que la PNP haya dejado entrar solo a manifestantes católicos con pancartas que claramente atizaban la violencia hacia una comunidad vulnerada y le haya prohibido el paso a ciudadanos que solo iban a besarse para posteriormente lanzarles gases lacrimógenos?

Queda claro que, así como los indígenas de Bagua o los campesinos de Conga y Kañaris, las lesbianas, gays, trans y bisexuales peruanos también somos ciudadanos de segunda categoría, que valemos menos que los demás y, por lo tanto, se puede cometer todo tipo de injusticias hacia nosotros con total impunidad. También queda demostrado que se sigue manteniendo ese asqueroso pacto entre Estado e Iglesia con el fin de condenar a determinadas personas a la exclusión y la marginación.

Una reunión que pudo ser pacífica y desarrollarse de forma tranquila fue convertida en una vorágine de violencia y represión. Desde ahora, ya no será solo un Día de la Dignidad, febrero se convertirá en el mes que recordaremos la violencia ejercida sobre nosotros y reivindicaremos nuestro derecho a resistir y a vivir orgullosos de lo que somos.

Si los homofóbicos creen que de esa forma pueden detenernos, están muy equivocados. Esto solo nos hace más fuertes, pues nos hace llevar la indignación en carne viva, nos hace alzar la voz con mayor convicción, nos obliga a luchar con más fuerza por nuestros derechos. Ahora ya no queda ninguna duda de que no tenemos miedo. Seguiremos yendo a la Plaza Mayor de Lima los sábados y todos los días que hagan falta hasta que este país también sea nuestro.

Tomado de: http://diario16.pe/columnista/37/veraonica-ferrari/2353/el-miedo-se-acaba